Los productos naturales no son para todas

En días pasados me etiquetaron en un comentario en el perfil de una blogger famosa que habla sobre temas relacionados a la belleza. Cuando vi la notificación no voy a negar que sentí emoción porque de cierta forma la gente comienza a tener a Capricho Rosa más en la mente, pero, después de leer el comentario el sentimiento de emoción cambió. Al principio no sabía exactamente que estaba sintiendo pero era de cierta forma como angustia o hasta un poco de coraje.

El comentario decía lo siguiente: “Prueba los productos de Capricho Rosa de skincare y dinos qué tal.” Yo sé perfectamente que muchas mujeres confían en todo lo que dicen las bloggers, influencers o como le quieras llamar, y está padre, finalmente a ellas les pagan las marcas por probar productos y expresar su opinión. Pero, justamente también entre ellas se diferencian por tener temas de distintos intereses, por lo que, entonces debes de tomar en cuenta la filosofía de cada influencer antes de creer en su opinión.

Fue entonces cuando llegó el pensamiento a mi cabeza de “los productos naturales no son para todas.” ¿Por qué pensé eso?, porque simplemente muchas mujeres están acostumbras a de toda la vida utilizar productos de cierto nivel en el sentido de: imagen, formas de los empaques, precios altos, o hasta por la publicidad tan grande que ofrecen las marcas que hacen que quieras comprar el producto aunque sus ingredientes o activos no sean de la mejor calidad.

¿Qué tiene que ver esto con todo lo del comentario en el perfil de la blogger?, que cuando me metí a ver su perfil para conocer los temas de los que hablaba, me di cuenta muy rápido que patrocina o habla de puras marcas de cosmética comercial mayormente de un rango alto en cuestión de fama de la marca y precios elevados, pero que no siempre resultan buenos para la piel.

Justo en ese momento fue cuando recordé que antes yo era así, ya que toda la vida usé productos de cosmética comercial de alto nivel y en los últimos años opté por los productos de la farmacia dermatológica porque en teoría era lo mejor.  

Cuando decidí comenzar con la venta de productos artesanales, naturales, sin crueldad animal y hechos en México, fue justo porque comencé a cambiar mi filosofía en cuestión de mejor apoyar los productos sustentables, sin tóxicos, sin lastimar a los animales y además apoyar al comercio local de nuestro país. Y también porque ya me había dado cuenta que los productos de la farmacia no me hacían del todo feliz y ya quería un cambio, quería encontrar algo más natural que me funcionara mejor.

Al principio es difícil hacer el cambio porque te da miedo cómo va a reaccionar tu piel, pero, a lo que quiero llegar es que quiero que tengas la confianza de que los productos que ves en la plataforma son seguros y sobre todo sí funcionan. Yo me encargo de probar cada cosa que les vendo y uso el 80% de los productos que ves (no puedo usar literal todos porque hay algunos específicos para cada tipo de piel).

Las marcas que promociono, me encantan por la filosofía que tiene cada una y porque al final todas queremos lograr lo mismo y eso es generar una conciencia en el ámbito de la belleza, cuidarnos con productos que no dañen nuestra salud y apoyar al planeta.

En conclusión, los productos naturales no son para todas. Si tú eres de las personas que prefiere más usar un producto por la calidad que por el prestigio de la marca, o ingredientes sin tóxicos que no pongan en riesgo tu salud o usar empaques menos contaminantes que ayuden a nuestro planeta y dejar de lastimar a los animales, entonces Capricho Rosa es para ti. 

 

22 de abril, Día Internacional de la Madre Tierra.

 

Sonríe Siempre,

Dani

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .