Cómo nace Capricho Rosa...

Estaba sentada en un camastro a lado de la alberca, muriendo de calor y deseando con todas mis fuerzas pararme de ahí y sentir el agua deliciosa para refrescarme, pero, simplemente no pude.

 

Me acababan de salir mis primeras estrías en toda la parte lateral de mis caderas y en las piernas y me hacían sentir tan insegura con mi cuerpo, que recuerdo quedarme ahí acostada sudando con tanto calor, sufriendo por dentro y no lograr pararme de ese camastro con tal de que nadie viera mis imperfecciones.

 

Estaba pasando por un proceso de muchos cambios hormonales en mi cuerpo, no eran solo las estrías, estaba experimentando al mismo tiempo mis primeros brotes de acné.

 

Ahí nacen mis inseguridades reales y la necesidad por intentar de muchas maneras resolverlo y lograr lo que todas queremos, “verme bonita y sentirme segura”.

 

En mi lucha por verme y sentirme mejor, comencé a probar una cantidad de productos para la cara y el cuerpo incontables. Probé desde remedios caseros, dermatológicos, aparatología, cosmética comercial, creo que usé todo lo que vendían en el mercado, en fin, experimenté con demasiados productos, algunos mejores que otros y algunos definitivamente muy malos.

 

Comencé a crecer y por ende los problemas hormonales empezaron a disminuir pero, aún así nunca me sentía conforme con el aspecto que tenía mi cara. Mi sueño literalmente era salir de bañar y no tener que ponerme casi nada para sentirme bien con mi apariencia.

 

Es así como nace mi inquietud por ayudar a muchas mujeres a hacerles más fácil este proceso de no tener que probar tantas cosas en su piel para que realmente funcionen.

 

Me apasiona que hoy en día mis clientas me escriban y me pidan recomendaciones y me cuenten su emoción cuando ven los increíbles resultados en su piel. A mí me hubiera encantado que desde hace años alguien me hubiera ayudado a lograr tener mi piel sana sin tener que usar tantos químicos, como los productos dermatológicos que sí te limpian pero con mucha agresividad.

 

Por eso es que hoy, mi misión es ayudarte a obtener los mejores resultados para lograr un skincare increíble y que cuando te pongas maquillaje sea porque quieres resaltar eso que te encanta y no por querer tapar eso que te choca. Por eso, yo me encargo de probar todos los productos que ves en esta plataforma y asegurarme que obtendrás los mejores resultados.

 

Me encantaría que al igual que yo, el día de mañana puedas salir de tu casa sin una gota de maquillaje y tener esa paz de saber que tu piel luce increíble. 

 

Sonríe Siempre, Dani.